28.7.19

¿Que es una Slip Sheets? y su funcionalidad para el manejo de cargas




Hablemos de la necesidad de funcionalidad al momento de transportar cargas con los Slip sheets, los pallets y la carga suelta.
Para elegir la mejor solución para transportar carga es necesario saber cuáles son las prestaciones que brinda cada sistema y cuáles son los requerimientos, tanto del dador de carga como de quién la va a recibir.

¿Qué solución es la más adecuada para el movimiento de una carga? es una pregunta de rigor cuando se debe transportar mercadería envasada, que pueden ser bolsas, cajas, cajones, baldes, tambores, big bags y otros.

La carga suelta fue el principio y limitaba los bultos a no más de 50 kg.
La aparición del pallet (tarima) y del autoelevador permitió el salto a acomodar bultos de hasta 2 toneladas y en ciertos casos más. Casi simultáneamente surgió el contenedor de 20 y 40 pies. Este método ha facilitado entonces enormemente la carga de la unidad de transporte, sea camión, tren o contenedor. Pero no solamente facilitó el transporte, sino también el almacenamiento. Los depósitos de grandes superficies se transformaron en depósitos de grandes volúmenes, agregando la tercera dimensión. Surgió el “rack” que posibilita almacenar en altura y evita apoyar un bulto sobre otro, sin necesidad de agregar resistencia a los envases.

Pero, no todo se ha palletizado. Es llamativo el gran volumen que se sigue cargando a mano. Esto es más notorio en el empleo del contenedor que constituye la expresión de mayor dinamismo de transporte. Es decir, se está en una suerte de paradoja de emplear esa herramienta moderna y eficaz, que es el contenedor, con métodos ancestrales. Es como tener un auto computarizado, pero ponerle un caballo adelante en vez de echarle nafta.
Algunos dirán:

- Cargar palletizado me deja muchos espacios vacíos en el contenedor o
- Es el cliente quien me pide llenar el contenedor hasta el techo con cajas sueltas o
- El flete de un contenedor es muy caro y lo debo aprovechar hasta el último cm3 o
- La mano de obra me cuesta mucho menos que invertir en la dupla pallet/autoelevador.

¿Cómo elegir la mejor solución?
Para elegir la mejor solución, entre las posibles, hay que conocerlas a todas y no hay que quedarse con la fotografía de ayer, porque esta es una película de acción donde todo cambia todos los días: El escenario de 2007, pinta muy diferente que el de 2006, ni hablar del 2005.

Antes de seguir usando el método de cajas sueltas hay que tomar claramente conciencia de la creciente oferta de contenedores en los puertos de todo el mundo. 
Ejemplo: el costo del flete de un contenedor desde la Argentina ha bajado, especialmente cuando el destino es alguno de los países centrales que necesitan disponer de más contenedores. Simultáneamente ha aumentado la mano de obra para cargar caja por caja – tendencia que continuará. Entonces lo que ayer se podía ganar en “flete por unidad” en un contenedor llenado a mano, hoy puede ser menor que el costo de esa mano de obra y del tiempo necesario (para la carga y descarga) y conviene automatizar la carga en todo lo posible.

El pallet, de madera por excelencia, sigue siendo el método más empleado. Es un método económico, a pesar del requerimiento de tratamiento fitosanitario y es casi universal, ya que el mismo se puede utilizar para el transporte y para el almacenamiento en racks.

Un nuevo sistema: Pero hay un tercer sistema relativamente nuevo como el “slip sheet”, que como todo lo nuevo no tiene una única traducción al castellano. Textualmente sería hoja - o lámina – deslizante. 

Suelen ser de cartón sólido o de plástico, de aproximadamente el mismo ancho y largo que la  tarima de madera.  Se carga la mercadería sobre ellos y luego por medio de un dispositivo especial, montado en el autoelevador, se le debe deslizar desde el piso por encima de las uñas del mismo autoelevador – de allí el término “slip” o deslizante.

Las ventajas del slip sheet son su bajo costo, su poco peso y su escasa altura. Tampoco necesita tratamiento sanitario. Es solamente una lámina: 10 tarimas de madera ocupan el mismo lugar que más 1.000 slip sheets.
Pero también hay desventajas: no pueden ser usados para “rackear”, no deben mojarse y se necesita un autoelevador con un dispositivo especial para su manipuleo (en la carga/descarga), que constituye una inversión en ambas puntas.




Las ventajas son importantes:
- Por el precio de una tarima de madera tratada se consiguen no menos de tres slip sheets.
- Si en un contenedor se carga mercadería sobre 22 slip sheets en vez de cargarla sobre tarimas de madera se libera en el contenedor un volumen equivalente a un pallet de 3 metros de altura con transportar mercadería adicional.

Es decir, a mucho menos costo podemos transportar mucho más mercadería. Cuanta más valiosa la mercadería, más importante será la diferencia.
Las desventajas descalifican el slip sheet en algunos casos, pero solamente en algunos. En muchos otros no afectan, o se neutralizan.

Si el tema es que hay que rackear la mercadería en el depósito, se puede usar el slip sheet arriba de una tarima común. La tarima quedará en el depósito y solamente el slip sheet sale con la mercadería. El tema del riesgo de mojadura existe solamente donde se opera a cielo abierto, en todos los casos donde se trabaja bajo techo no debería existir riesgo.

Para todos los casos donde las desventajas no descalifican el uso del slip sheet se combina la velocidad y economía de la carga/descarga del pallet con el mucho mayor aprovechamiento del espacio del contenedor, cercano a la que se logra con la carga manual.

Por último, veamos cuanto cuesta el accesorio del autoelevador. 
Hasta ahora se recurría únicamente al “push pull”, un dispositivo hidráulico que se monta arriba de las uñas del autoelevador, mediante el cual se toma el labio del slip sheet y se le arrastra sobre las uñas con un mecanismo tipo pantógrafo. Para descargar, es el mismo pantógrafo hidráulico que empuja el slip sheet por las uñas hacia el piso o arriba de un pallet. 
El dispositivo push pull se comercializa a valores entre USD 8.000 y USD 10.000, requiere un tiempo de instalación, es hidráulico, por lo que necesita algún mantenimiento, y mientras está sobre el autoelevador, este no puede usarse para otra aplicación que no sea slip sheets.

Este dispositivo es de uso sencillo como una uña común que en su cuerpo horizontal tiene dos niveles de muchos pequeños rodillos, uno arriba del otro. Todo lo que hay que hacer es reemplazar las uñas normales por las uñas especiales que lleva escasos minutos. No requieren de conexión hidráulica, ni otra forma de motorización, ya que “ruedan” por contacto con el piso. 
Estas uñas se deslizan con gran facilidad por debajo del slip sheet, ubicándolo encima de las uñas. Al elevarse las uñas, los rodillos se retraen dentro de las mismas por lo que el slip sheet queda firmemente apoyado sobre el cuerpo de las uñas, sin riesgo de deslizarse.
Al bajar las uñas para la descarga, los rodillos emergen nuevamente, facilitando el deslizamiento del slip sheet al piso o arriba de un pallet. Además, el autoelevador queda habilitado para seguir operando con pallets comunes sin necesidad de quitalas, al ser más simples son también más económicos que los push pull.

Este nuevo sistema es sencillo, tanto que lo primero que uno piensa al verlo operar es: “¿porqué no se inventó antes?” Trabaja de una forma simple pero efectiva para trabajar con slip sheets más delgados o livianos, es decir más económicos, que los habituales, lo que acelera la amortización del RollerForks y, en ciertos casos puede trabajar sin slip sheets, directamente con un conjunto de cajas correctamente unitizadas o, a lo sumo, con una lámina de corrugado.

Cuando se decide pasar a este método de carga es importante verificar que el destinatario de la carga sobre slip sheets tenga un dispositivo para poder descargarlos.
Ahora tienen suficiente información para decidir cual es mas funcional para sus operaciones y la ultima decisión es suya o lo dictaran las cargas... 


Fuente/Autor
Revista Enfasis / logisticamx.enfasis.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Etiquetas

3PL 4PL Aduana Marítima Aduanas Agencia Aduanal Almacén Fiscal Almacenamiento Arancel Auditoria y Revisión Bajar Costos Big Data bodegas Caaarem Cadena de Frío Cadena de logística Cadena de suministros Cadena Virtual Cargas Refrigeradas Certificaciones China Clasificación Arancelaria Comercio Exterior Comercio Internacional Consultoría Operativa Contenedores Costos operativos Cuartos Fríos y Cámaras Frigoríficas Descarga de oficio Despacho en Aduanas Despachos Directos Diario Oficial de la Federación E-Commerce Embalar o empaquetar Embarque Maritimo Etiquetar Exportaciones Facturación Feria Internacional Fletes Gafete Único Globalización Glosario de términos Haz Terzer Herramienta en Logística Humor Terzer IESPS Importaciones Impuestos Incoterms Indice Logístico Industria 4.0 Internet de las cosas Interpuerto Monterrey Interpuertos Logística logística 4.0 Logística Inversa Maniobras Aduaneras Mejores Practicas Logisticas Navieras Nearshoring NOM - Norma oficial Mexicana Notas y Datos Nuestra Empresa Operación Aduanera Operadores PL Pago Electrónico Centralizado Aduanero Paletización-Envases-Embalajes PAMA Pedimento Aduanal Pictogramas Pitex Plataformas Electrónicas Preguntas Frecuentes puente internacional Puertos Reconocimiento Aduanero Redes Sociales Representante Legal SAT Seguro de Mercancias Servicios PLs Sistema Electrónico Aduanero Sitios de Interes Sobre Nosotros TCLAN Tecnologías de la informacion Teoria Terzer Terzer Terzer Logística Terzer Responde Terzer Twitter Terzerizar Terzerizate TLC TLCAN TPP-El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica Transporte Transporte Aéreo Transporte de granos y liquidos Transporte ferroviario Tuxpám Vía Maritima Zona de libre comercio Zonas de Actividades Logísticas (ZALs)